Los equipos en el centro: el nuevo Diseño Organizacional

El último estudio de Delloite Global Human Capital Trends, que recoge la opinión de más de 7.000 directivos en 130 países, ha concluido que el gran desafío para la gestión de personas es el diseño de un nuevo tipo de organización.

Hay dos grandes motivos por los cuales se habla de un rediseño completo de la organización, el primero es que los equipos de trabajo y la colaboración han ganado mucha fuerza en la estrategia de las organizaciones y esto implica cambiar las clásicas estructuras jerárquicas por modelos más horizontales y dinámicos.

El segundo motivo es que aspectos muy importantes de la gestión de personas como son la cultura, liderazgo, engagement, innovación, aprendizaje… no se pueden mejorar significativamente si no es dentro de un nuevo funcionamiento organizacional. Uno más transparente, ágil y eficaz.

Para dar respuesta a este nuevo reto, la gestión de personas debe cambiar su rol fundamentalmente normalizador a uno más creativo, diseñando experiencias de trabajo que potencien una autonomía inteligente de las personas y los equipos.

La convergencia de ideas es el motor que mueve la economía.

Vladis Krebs dice que en el mundo de hoy todos tenemos acceso a la información, todos podemos conocer y saber las mismas cosas sin importar el nivel de ingresos o redes. La diferenciación ya no se obtiene por acceder a información privilegiada, sino en cómo los equipos procesan la información para generar algo nuevo.

Esta idea está en la base del nuevo diseño organizacional. Desarrollar equipos colaborativos que se organicen mejor para desarrollar sus objetivos, que las personas combinen sus conocimientos, generen nuevas ideas y sobre todo, que actúen rápidamente.

Puede parecer sencillo, pero es imposible de lograr si las soluciones se buscan en estrategias cerradas que caen como cascada por una clásica estructura jerárquica. Todo esto ralentiza las decisiones y muchas veces desmotiva a los equipos, porque dependen demasiado de unos pocos decision makers que interfieren en su capacidad de probar ideas e interactuar directamente con los stakeholders.

via GIPHY

El nuevo diseño organizacional busca generar un funcionamiento interno capaz de dar libertad a los equipos para interactuar con el cliente y tomar decisiones autónomamente, sin perder de vista el todo de la organización. Para conseguirlo, es vital construir un entorno inteligente, donde las personas puedan moverse con libertad sin perder de vista el objetivo común.

El diseño organizacional que necesitamos hoy… ya en los 80’s

De esto se trata la nueva gestión de personas y nadie lo resume mejor que la persona que para mí, es el fundador de esta visión, aunque no necesariamente su mejor representante.

Ver este documental es sumamente interesante, ya que muestra a Steve Jobs y su equipo de Next -la compañía que fundó luego de irse de Apple- trabajando y discutiendo sobre el desarrollo de su producto. En esta franja, Steve muestra su visión fundamental sobre diseñar un nuevo tipo de compañía.

El nuevo rol de la gestión de personas

Los profesionales de RRHH son fundamentales para acompañar este proceso. Deben dejar su uniforme de analistas de procesos y vestirse de arquitectos, arquitectos de nuevas experiencias de trabajo. El foco está en los usuarios, las personas, y en como crear un entorno que les facilite el trabajo. Es importante ir a las experiencias micro, ir al terreno para hablar y conocer los problemas, las emociones y percepciones que afectan el potencial de las personas.

Existen muchas herramientas para intervenir en la organización fomentando que las personas se comuniquen y auto-organicen de forma más inteligente y versátil.

Algunas metodologías como Lean Canvas, Lean Sturtup, Design Thinking, están pensadas para que los equipos desarrollen sus proyectos de forma colaborativa y puedan salir de la pecera mental, para desarrollar nuevas ideas de forma rápida y muy eficaz.

Más allá de proyectos tecnológicos.

Es cierto que estas ideas han surgido desde las compañías tecnológicas y a menudo surge la pregunta sobre la validez de estas ideas para otros entornos sectoriales como el manufacturero, las ONG’s, la salud, el legal, educación, o los servicios financieros.

La evidencia comienza a mostrar cierto consenso en que sin importar el sector, las organizaciones que ya están aplicando este cambio están obteniendo buenos resultados. No por nada este nuevo diseño organizacional ya es tendencia en el último estudio de Deloitte, que abarca todo tipo de empresas.

No sólo se trata de compañías tecnológicas, la sociedad entera se ha digitalizado. Y como ya lo decía Steve Jobs, en el centro de estas nuevas metodologías de trabajo siempre están las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *